Tienda Online

Sobre "Mil Grullas y una taza de té"

Noticias

Contactanos

Visitá nuestras Sucursales  |
Casa de Té Córdoba | Belgrano 893 

Tienda Córdoba |  Belgrano 893

Seguinos

©2018 -  Bruta | Comunicación Visual para Mil Grullas y una taza de té

Sencha, el corazón verde del Japón






No hay bebida más oriental que el té verde, y los japoneses tienen una especialidad muy popular: el sencha. En este artículo, vamos a explicarte cómo preparar el sencha de la manera adecuada para poder disfrutarlo como se merece.


Antes, te contamos que en Mil Grullas comercializamos algunas variedades de este tradicional blend:


Dentro de nuestros “Puros del mundo”, tenemos:

· Verde Sencha Fukuyu (Japón): clásico y exclusivo té japonés, cultivado bajo sombra y en altura, lo que hace que su color sea verde intenso. Proveniente de Shizouka, en las montañas de Fijiyama.

· Verde Sencha (China): el clásico té verde consumido por los monjes budistas. De producción orgánica.

· Verde Matcha Genmaicha (Japón): original Geinmancha con Té Verde Sencha, arroz tostado y Matcha. De sabor suave y ligeramente dulce, con toques de caramelo.


Dentro de la gama “Exóticos y frutales”:

· Alicia en el país: té verde sencha con frutillas, grosellas negras, frambuesas, cerezas y un toque exótico de ruibarbo

· Tardes en La Habana: Té verde Sencha, Lung Ching, blanco Pai Mu tan (todos de china) con cubitos de papaya, piña y maracuyá, trocitos de frutillas y pétalos de rosa.

· Regreso a Bangkok: Mezcla de té verde Sencha y blanco Pai Mu Tan con trozos de ananá, mango y frutillas, rodajas de naranja, y flores de caléndula



Pero ¿qué es el sencha?


El sencha es, en esencia, té verde. Procede de la misma planta que el resto de tés (camellia sinensis) pero desde que sale de la planta hasta que llega a nuestra taza ha pasado por varios procesos que lo hacen especial y que lo diferencian de otros tipos de té (como el negro) y de otras variedades (como el té verde chino). Es importante tener claro que, aunque la infusión sea de la misma planta, el tratamiento que recibe influye mucho en su composición y eso es determinante para llevar a cabo su preparación.


En Japón el sencha es muy popular y su manera de procesarlo es única. Las hojas recogidas en la cosecha son cocidas con vapor durante unos segundos de tal manera que se detiene su proceso de oxidación -que produciría mayor sabor amargo- y después se enrollan como si fueran pequeños tubitos, lo que libera el jugo de la hoja y favorece el sabor “a bosque” tan característico.



Cómo prepararlo


Para prepararlo de la manera más japonesa, necesitamos tener en cuenta lo siguiente:

· Los japoneses sólo llenan un poco el vaso (no más de 10 cl). La idea es mantener el aroma, el calor y el sabor lo máximo posible, por eso se sirve en cantidades pequeñas. Pueden, claro, servir un vaso entero (30cl) sin ningún problema importante, aunque se enfriará y perderá el aroma ligeramente hasta que lo terminen.


A continuación enumeramos los pasos a seguir:


1. Calentamos el agua poco antes del punto de ebullición (90ºC). Más o menos cuando aparezcan burbujitas en la pared del recipiente, o bien un minuto de espera después de que alcance el punto de ebullición.


2. Rellenamos los vasos. De esta manera tendremos el agua exacta que vamos a tomar (tiramos el agua que sobre) y nos servirá para reducir la temperatura del agua hasta los 70ºC más o menos.


3. Colocamos el té en la tetera o el filtro. Coloca unos 3 gramos por 10 cl, es decir, aproximadamente una cuchara de café por vaso (10cl). Si van a llenar el vaso hasta arriba (30cl), tendrán que echar en consonancia, es decir, tres cucharadas.


4. Echamos el agua en la tetera cuando esté en la temperatura adecuada -alrededor de 70ºC, aunque esto depende de la calidad del sencha- para realizar la infusión.


5. Esperamos entre 45 y 90 segundos, dependiendo de la calidad del té. Si no saben la temperatura, espera 1 minuto.


6. ¡Listo para servir! Si notan que está muy caliente para beberlo, pueden esperar un poco a que esté más templado. Así se apreciará mejor los matices del sabor.


Como siempre decimos, el té es una bebida que se prepara al gusto del consumidor. Igual que no existe una preparación única para el café, tampoco la hay para el té. Si les gusta el sabor más amargo, por ejemplo, pueden mantener la infusión más tiempo para conseguir ese efecto. Es interesante experimentar con las posibilidades para encontrar lo que nos gusta. Y por último: es importante conservar el té en un recipiente hermético y preferiblemente refrigerado.


Ojalá les haya gustado este post!

Estamos en contacto.

Todo el equipo de Mil Grullas

Fuente: akimonogatari.es

91 vistas